Jueves, 24 abril 2014
Última actualización: Miércoles, 23 abril 2014 12:51
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

José María Serna
Lunes, 12 marzo 2012
Real Decreto Legislativo 4 /2012 para el pago a proveedore

Un Oasis en el Desierto

Marcar como favorita Enviar por email

[Img #8660]El Real Decreto Legislativo 4 /2012 para el pago a proveedores, representa un oasis en el desierto, un halo de esperanza para los diferentes proveedores de la administración pública, sacrificados y penitentes costaleros del endeudamiento público consecuencia de la inadecuada gestión de los recursos públicos.

Durante mucho tiempo hemos oído hablar de diferentes problemas estructurales que agravaban en gran medida la crisis económica, desde mi punto de vista, uno de los principales cuellos de botella es el estrangulamiento que ha supuesto la crisis de liquidez en los servicios financieros, que consecuentemente han propiciado una disminución drástica en los créditos a las pequeñas y medianas empresas. Esta falta de crédito ha desencadenado, junto con el secuestro de facturas en las administraciones públicas, que muchas empresas con suficiente carga de trabajo no pudieran hacerse cargo de sus compromisos financieros, fiscales y laborales. ¡Vamos! que teniendo trabajo, han tenido que bajar las persianas por no poder hacer frente a sus pagos. ¿ Que grado de culpa, tienen las administraciones públicas? ¿ Cual es endeudamiento real de las diferentes administraciones autonómicas, provinciales y locales? ¿No hubiera sido más lógico pagar a proveedores antes que incrementar el endeudamiento no productivo?


El Real Decreto Legislativo 4 /2012, de 24 de Febrero pretende que todas las administraciones de forma voluntaria hagan un ejercicio de transparencia y transmitan al estado central, antes del 15 de marzo un certificado de deuda a proveedores, donde se incluirán aquellas deudas vencidas, liquidas y conformadas anteriores al 31 de Diciembre de 2011. Dicho certificado de deudas, tendrá carácter público y cualquier proveedor podrá solicitar que se incluya su deuda en dicho listado (estableciendo el silencio administrativo como positivo), solicitando incluso si fuera necesario un certificado individual.


Con anterioridad al 30 de marzo de 2012, cada entidad deberá aprobar un plan de ajuste financiero, que será sometido a aprobación del pleno. Las entidades dispondrán de 10 años, con dos años de carencia, para llevar a cabo la devolución de las deudas contraídas con las entidades de crédito asociadas, que previamente habrán hecho efectivos los pagos a proveedores de las diferentes administraciones públicas, no suponiendo esto un incremento en el endeudamiento sino un cambio de acreedor.


¿Que proveedores pueden cobrar sus deudas? Todo contrato con una administración pública, Mancomunidad, Consorcio, Diputaciones o Sociedades Mercantiles, que haya estado sujeto a la Ley de Contratos del Sector Público y cuya facturación sea previa a 31 de Diciembre de 2011, será susceptible de entrar en la relación certificada por la intervención.


Dado el desconocimiento real de la cantidad total del endeudamiento de las diferentes administraciones, la ejecución de los diferentes pagos se llevará a cabo en varias fases, pero a modo orientativo, hemos de tener en consideración que el pasado mes de febrero las entidades de crédito españolas solicitaron al Banco Central Europeo la nada desdeñable cantidad de 104.000 Millones de €.


En definitiva este es un gran paso hacia un nuevo modelo de gestión pública, donde las ejecuciones de los presupuestos de las entidades públicas estarán ligadas a los procedimientos de pago de los compromisos adquiridos, pues estos tiempos requieren de nuevo métodos y debemos tener el absoluto convencimiento de que las administraciones no pueden ni deben contraer gastos que no estén en disposición de sufragar, el nuevo paradigma será el equilibrio presupuestario junto a una adecuada prestación de servicios. La nueva gestión pública requiere desechar los manidos procesos políticos basadas en necesidades e ideas megalomaniacas.


JoséMaríaSerna.es

Benissa Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress